Rutas e historias de montaña mas o menos normales, y alguna cosa mas…

miércoles, 15 de diciembre de 2010

BAJO CERO

Queríamos inaugurar la temporada invernal con una sencilla raquetada por el Ariege. La ruta prevista era casi una matinal (4 horas y 700 metros de desnivel), por lo que no le dimos demasiada importancia al fuerte frío que predecía la meteo. Pero las cosas rara vez salen como se prevén. Al entrar en Francia nos enteramos de que se requerían cadenas para ir a Ax-les -Thermes. ¡Mierda! No nos apetecía nada poner y quitar los hierros a -12ºC. Así que dejamos el Ariege para otra ocasión y, sin pensarlo demasiado, nos fuimos a los picos de Collroig. En un plis plas, cambiamos una cómoda raquetada por una ascensión en toda regla, en la que siempre estuvimos bajo cero..
.
PICO ORIENTAL DE COLLROIG    

Fecha
Sábado 4 Diciembre 2010
Asistentes
Toni Matas, Concepció, Encarna y Enric
Zona
Cerdanya Francesa
Inicio ruta
Les Escaldes (carretera D10 de Vilanova de les Escaldes a Dorres, desvío
a la dcha antes de Dorres que lleva a unos bloques de apartamentos)
Final ruta
Idem
Recorrido
Les Escaldes-Pleta de les Escaldes-Torrente de Les Tres Fonts-Ras de Carlit-Refugio
Collroig-Pico Oriental Collroig. Retorno por la misma ruta con pequeñas variantes
Noche
No
Material
Invernal. Raquetas y crampones.
Dificultad
Técnica
Media-Baja
Física
Alta
Desnivel (m)
Ascenso
1420
Descenso
1420
Horario
Total
11h 10 min
Efectivo
 9 h aprox
Climatología
Cielo azul, casi sin viento pero mucho frío. Nieve durante toda la ruta
Cartografía
“Cerdanya”, 1:50000, Ed.Alpina, (2002)
Valoración
Excursión dura y magnífica a una cima solitaria y bastante inédita
Comentarios
Nieve en polvo y sin traza. Todo el día con temperaturas negativas.


Sábado 4 de Diciembre. El termómetro de exterior marca -13ºC cuando aparco bajo el bloque central de los apartamentos situados en la parte alta del pueblo francés de Les Escaldes. Son las 7.45 h, el cielo está limpio de nubes, no hay viento… Poco o nulo interés por salir fuera para ponerse las botas y acabar de hacer la mochila. Finalmente se impone la disciplina montañera e iniciamos los preparativos entre soplidos, juramentos y algún que otro castañeo de dientes. Veinte minutos mas tarde empezamos a caminar tapados hasta las cejas (8.05 h, 1420 m).
 
Tomamos un camino que sale (N) junto al primer bloque de apartamentos. Un cartel y unas marcas amarillas y rojas informan de que por ahí va el Tour del Carlit. La senda remonta en lazadas una ladera (E) y pasa al lado de un depósito de agua que se ve desde abajo. La capa de nieve se hace mas gruesa y continua a medida que ganamos desnivel. Dejamos atrás el depósito y alcanzamos el cordal (La Serra). Continuamos por el mismo a la izquierda (N). El camino queda oculto bajo el manto níveo, pero es fácil de seguir. Pasamos junto un cercado para el ganado y un edificio de obra. Poco después llegamos a la pista que sube desde el valle de Angostrina (9.00 h, 1691 m). El sol no calienta pero palía la sensación de frialdad. Nosotros hace rato que sudamos... Continuamos pista arriba (N), abriendo huella en una nieve polvo y seca cuyo grosor varía entre 30 y 50 cm. 
Un cuarto de hora mas tarde llegamos a la Pleta de les Escaldes. Una treintena de metros a la derecha de la pista hay una pequeña cabaña de obra donde paramos a comer algo (9.24 h, 1780 m). Para Encarna y para mi este humilde refugio es un nido de recuerdos. En él nos cobijamos, con Amalia, Joan y Salvador, una noche de Febrero del 2006, después de  un intento a los picos de Collroig, abortado por la ventisca y la imposibilidad de utilizar el refugio de Collroig (no sabíamos que estaba en ruinas). Fue una velada gélida, en la que las bromas y el buen rollo entre amigos nos hicieron olvidar el frío y las incomodidades. Hoy también nos reímos con Toni y Concepció, sentados cara al sol y a cubierto de una brisa helada que sopla desde hace un rato. Diría que no hace frío, pero el termómetro marca -6ºC…
Tras 20 minutos de descanso reanudamos la marcha, ahora con raquetas (9.45 h). Durante un buen rato la ruta es evidente (seguir la pista) y tiene una pendiente regular y moderada. Atravesamos la ladera que baja al valle de Angostrina, encontramos una puerta metálica y después pasamos por un paso estrecho y rocoso. La pista gira a la izquierda (NO) y entra en una ladera de pinos negros (bosque de Mata Nova). Por primera vez vemos, aun lejanos, los picos de Collroig.
 
En una curva a la derecha salimos del bosque y cruzamos el torrente dels Estanyets (10.24 h, 1937 m). La pista sube recta (E) por terreno despejado. Después gira a la izquierda (NO), manteniendo esta dirección hasta llegar al barranco del torrente de Tres Fonts, donde hay unas construcciones de captación de agua (11.03 h, 2080 m). A partir de aquí toca subir por una larga ladera cargada de nieve. Se acabó la “comodidad”…
 
Así que salimos de la pista la marcha se complica. Nos hundimos bastante y cuesta avanzar. Dejamos a la derecha el torrente de Tres Fonts y subimos al norte, buscando las zonas convexas de la ladera, donde hay menos nieve. Abrir traza es agotador, por lo que nos turnamos en cabeza. En media hora remontamos poco mas de un cien metros de desnivel. Estamos cansados y necesitamos comer. Nos detenemos en unas rocas (11.30 h, 2185 m).
 
 
Media hora mas tarde volvemos a la carga (12.00 h). Sin prisas y con algunas pausas vamos subiendo dejando tras nosotros una trinchera en la nieve. No puedo con mi alma y me quedo rezagado. Toni, y sobre todo las chicas, continúan por delante abriendo vía. A las 12.30 h salimos de la ladera y entramos en el altiplano del Ras de Carlit (2300 m). Los dos picos de Collroig se muestran con detalle. Pero aún se ven lejos…
 
 
 Giramos a la izquierda (NO) para remontar una pendiente larga pero moderada. El viento, que ahora nos da de lado, se ha llevado parte de la nieve. Caminamos mas deprisa, pero también con mas frío. Alcanzamos el cordal donde finaliza la pendiente. Al otro lado, unos metros por debajo, está la superficie helada del lago de Collroig. Seguimos el cordal a la derecha (N). Pasamos cerca de las ruinas del refugio y llegamos a unas rocas que ofrecen algo de protección frente al viento. Nos detenemos para reagruparnos y decidir que vamos a hacer (13.15 h, 2443 m). 
 
Al parar se acentúa la sensación de frío (estamos a -10ºC). No vemos clara la subida al Collroig Oriental (el pico Occidental es algo mas alto y bonito, pero como estar mas lejos no lo consideramos). La subida no tiene dificultad técnica (una ladera de 25-30º y de unos 350 metros de alto). El problema es el horario. Con esta nieve y el cansancio que arrastramos necesitaremos de  1.5 a 2 h para llegar a la cima. El día es corto, por lo que se nos hará de noche a la vuelta, o lo que es lo mismo, hará muchísimo frío. Dudamos. Nadie quiere ponerle el cascabel al gato. Finalmente propongo ir hasta el pie de la pendiente final y una vez allí tomar una decisión. Así lo hacemos…
 
Veinte minutos mas tarde nos encontramos al inicio de la ladera que finaliza en la cresta cimera (13.45 h, 2472 m). Como era de prever seguimos sin tenerlo claro. “Subamos un poco, a ver que tal…”, propongo sin demasiado énfasis. Lanzo el anzuelo y pesco enseguida… Encarna y Concepció (que hoy están que se salen) empiezan a remontar la cuesta de nieve polvo. Detrás Toni y el menda subimos media ahogados, pero convencidos de  que el esfuerzo pagará la pena y haremos la cima… 
 
La subida tiene poca historia, o mejor dicho, mucha historia pero toda igual. Ascenso en lazadas con ritmo mas o menos constante por palas de nieve blanda.. Las mujeres siempre en cabeza y parando para no descolgarnos demasiado. ¿Quien dijo sexo débil…? Ya bastante arriba hay zonas de nieve dura que nos obligan a trabajar bien con las raquetas. Viento, frío y cansancio, mucho cansancio…
 
 A las 14.55 h las chicas alcanzan el montón de piedras que señala la cumbre del Coll Roig Oriental (2804 m). Toni lo hace cinco minutos mas tarde. Yo diez…. Quien mas quien menos esta físicamente tocado. Pero todos estamos contentos. No hay donde guarecerse del viento y el frío es muy intenso. Alucino al ver que el termómetro marca -16ºC... 
 
 
Es la primera vez que Toni y Concepció hacen esta cima y se sorprenden de que las vistas sean tan amplias. Al oeste el pico Occidental de Collroig, mucho mas bonito y alpino, y unos pocos metros mas alto, se muestra desafiante. Pero estas lejos y, al igual que al resto del paisaje, no le hacemos demasiado caso. Eso si, fotografías hacemos un montón...
 
 
 
Lo tardío de la hora y la sensación de helor condicionan el rato que pasamos en la cumbre. A las 15.15 h nuestros amigos están hartos de pasar frío e inician la bajada con las raquetas en los pies. Nosotros, siempre mas conservadores, preferimos ir con crampones y salimos unos minutos mas tarde (15.20 h). Tras dejar atrás la zona de nieve dura empezamos a hundimos hasta las ingles. La bajada se vuelve difícil y hasta peligrosa. Nos detenemos para volvernos a calzar las raquetas, que nunca deberíamos habernos quitado… Con ellas descendemos algo forzados (sobre todo en los tramos mas inclinados) pero sin excesivos problemas. A las 15.35 nos reunimos los cuatro al pie de la última subida. Breve alto. Un par de fotos y nos vamos para abajo.
 
 La primera parte del descenso la hacemos directamente, sin pasar por el cordal donde está lo que queda del refugio. Bajamos por zonas de nieve blanda donde, a pesar de las raquetas, cada dos por tres nos hundimos hasta los kinders. Paciencia… Vamos en busca de nuestra huella de subida. Pero no damos con ella. Al consultar el GPS vemos que hemos ido demasiado abajo. Rectificamos el rumbo y, tras un par de travesías por laderas inmaculadas, encontramos la trinchera que abrimos a la ida. Ahora sólo hemos de seguirla en sentido contrario…
 
 
 Poco antes de llegar a la pista el sol se esconde tras las montañas. Nos atrapa la sombra y  la temperatura baja algún grado. Continuamos hacia abajo, sin paradas. Atajamos la gran lazada de la pista y llegamos directamente a la curva sobre el torrente dels Estanyets. Con las últimas luces del día llegamos a la cabaña de Pleta de les Escaldes (17.45 h). Al igual que hace unos años, nos da un buen cobijo. En su interior comemos, bebemos y bromeamos al abrigo del viento y del frio mordaz de la intemperie. Se está bien, aunque el termómetro marque -5ºC…
Tras 40 minutos de parada salimos al exterior abrigados con todo lo que podemos (18.25 h).  El frío muerde de verdad. Las luces de la Cerdanya destacan en la oscuridad. Iniciamos el último tramo de la excursión bajo la luz de los frontales y las raquetas en la mochila. Caminamos deprisa para entrar en calor. Cuesta un poco pero lo conseguimos. En el último tramo del descenso, por debajo del cordal de La Serra,  perdemos el camino y hemos de recurrir a San GPS... Aparte de esto, poco que explicar.
A las 19.15 h llegamos al coche. Alegría, sensación de alivio. También calor, y no sólo por el esfuerzo físico… Y es que, tal como predecía la meteo, la temperatura ha empezado a subir. Ahora el termómetro “sólo” marca -2ºC… Una curiosa manera de acabar una jornada en la que siempre hemos estado bajo cero…
 
EniEn – Diciembre 2010

2 comentarios:

  1. M'ha agafat fred només de llegir-lo, però quina pinta més maca!! :)

    ResponderEliminar