Rutas e historias de montaña mas o menos normales, y alguna cosa mas…

jueves, 19 de febrero de 2015

COVA DE LES AGULLES Y COVA CASSIMANYA

UNA VUELTA CURIOSA AL PUIG DE LES AGULLES (MACIZO DEL GARRAF) 

El Garraf sigue sorprendiéndonos… Esta vez ha sido el Puig de les Agulles, para nosotros el pico mas bonito del macizo… El pasado domingo el día salió gris pero sin lluvia. De esos en los que no apetece ir lejos. Por enésima vez repetimos una ruta que da la vuelta a esta montaña, que aderezamos con la visita a dos cuevas que no conocíamos, situadas en su vertiente sur. Sin ser nada del otro mundo, tuvo un punto de aventura y lo pasamos bien...

La Cova Cassimanya tiene un acceso corto y sencillo. No es grande pero si bonita y bastante visitada. La Cova de les Agulles es mucho mas pequeña y desconocida. Su acceso es mas largo y aventurero que la anterior (pared vertical de unos 4 m equipada con una cadena). Como cueva es muy poca cosa, pero en conjunto nos gustó un montón. 

Además de las visita a las cuevas, la excursión tuvo su parte "jabalí"… La aventurilla empezo volvíendo de la Cova de les Agulles, cuando vimos una posible huella de paso que remontaba la canal que finaliza en una especie de collado situado justo a la izquierda (O) de la cima del Puig de les Agulles. Pensando que nos llevaría directamente a la misma decidimos seguirla. Pero salió mal… A unos veinte metros por debajo de la cumbre, y tras una dura y prolongada pugna con una vegetación alta, espesa y lacerante, no tuvimos mas remedio que capitular y darnos la vuelta.  Nunca aprenderemos. La cabra siempre tita al monte...

Cova CassImanya

























FICHA TECNICA 

Tipo Actividad
Ruta senderista-aventurera
Fecha
Domingo 15 de Febrero 2015
Asistentes
Encarna, Enric, Pot
Zona
Macizo del Garraf. Serralada del Litoral. Barcelona
Inicio ruta
Begues, centro del pueblo (365 m). También puede dejarse el coche junto la 1ªcadena de la pista de la Clota (379 m).. Ver crónica de la actividad.
Final ruta
Recorrido
Ver tabla adjunta
Cent Cims  (*)
No
Noche
No
Horario
Total
5 h 22 min (#)
Efectivo
3 h 17 min aprox
Cota (m)
Mínima
365 (Begues, centro pueblo)
Máxima
552 (Puig d’Agulles)
Climatología
Nublado y no demasiado frío. Algo de viento
Visibilidad
Regular
Nieve-hielo
No
Desnivel Acum (m)
Ascenso
295
Descenso
295
Distancia (Km)
11.5
Dificultad global
Baja-Media
Dific.Física
Baja–Media. El tramo de subida y bajada a la Cova de les Agulles es corto pero duro.
Dific.Orientación
Baja-Media en la senda a la Cova de les Agulles. Resto baja
Dific.Psicológica
Baja-Media en la senda a la Cova de les Agulles (pasos rocosos sin exposición) y en el acceso a las dos cuevas (ver comentarios). Resto baja (caminar)
Dific.Técnica
Baja-Media en el acceso a las dos cuevas. Ver comentarios.
Material
Senderismo. Se aconseja no llevar pantalón corto. Linterna.
Cartografía
“Massis del Garraf. E-25” 1:25000, Ed.Alpina, 2013
“Garraf”, 1:20000, Ed.Piolet, 2010
Bibliografía
Valoración
-Ruta senderista al que consideramos el pico mas bonito y panorámico del macizo del Garraf, aderezada con la visita a dos cuevas, una de las cuales es poco conocida y algo aventurera.
Comentarios
-Como todos los itinerarios del macizo del Garraf, es mejor no hacerlo en épocas calurosas
-El acceso a la Cova de les Agulles es por terreno empinado e incómodo. Primero pedrera inestable, después senda estrecha entre la vegetación con algun paso rocoso. Paso rocoso vertical de  1m para acceder al pie de la cueva. Pared vertical (buenas presas) de unos 4 m equipada con una cadena para acceder al recinto (minúsculo) de la cueva
-El acceso a la Cova de Cassimanya es rápido y sencillo, por senda estrecha pero clara. Para entrar en la cueva hay que salvar una pequeña pared vertical de 1-2 m  entrando de lado (buenas raíces)
Con perros…
A no ser que lo aupemos (no vale la pena) nuestro amigo deberá esperarnos en la entrada de las cuevas. Resto de la excursión sin problemas.
Track (en formato gpx) (##):
(#) Contando la vista a las dos cuevas, otras paradas y el intento de ascenso directo al Puig d’Agulles
(##) Hemos depurado el track eliminando el sector del intento de ascenso directo al Puig d’Agulles
(*) Se indica si la ruta incluye el ascenso a algún pico del listado de Cent-Cims de la FEEC
El desnivel y,la distancia se calculan a partir del track mediante “ibp index” (http://www.ibpindex.com/index.php/es/)
La estimación de la dificultad técnica se realiza considerando la actividad como excursión/ascensión.
Si la actividad comporta escalda u otra disciplina técnica, se indica específicamente
La estimación de la dificultad de orientación se realiza en las condiciones de visibilidad encontradas al realizar la actividad

RECORRIDO 

Lugar de la ruta
Altura
 (m)
Distancia
Km
t.parcial
(h:min)
t.acum
    (h:min)
Comentario
Begues (centro pueblo)
365
0
0
0

Pista Clota . 1ª cadena
379
1,6
0:20
0:20
Inicio alternativo
Collada de la Clota
405
3,5
0:23
0:43

Mirador
431
4
0:09
0:52

Base pedrera
419
4,3
0:03
0:55
Subida corta,dura e incómoda
Cova de les Agulles
491
4,5
0:18
1:15
Visita cueva. Cadena 4 m
Base pedrera
419
4,7
0:12
1:27
Bajada dura e incómoda
Barraca del Cinquentenari
430
4,8
0:02
1:29

Pista Coll Sustret (GR 92)
493
6,5
0:29
1:58

Desvío a Cova Cassimanya
540
7,2
0:13
2:11

Cova Cassimanya
527
7,3
0:06
2:17
Visita cueva
Desvío a Cova Cassimanya
540
7,4
0:06
2:23

Puig de les Agulles
552
7,7
0:04
2:27
Vértice geodésico
GR 92
500
7,9
0:04
2:31

Collada de la Clota
405
8,7
0:11
2:42

Pista Clota- 1ª cadena
379
10,1
0:17
2:59
Final alternativo
Begues (centro pueblo)
365
11,5
 0:18
3:17


CARTOGRAFIA







CRONICA 

Domingo 15 de Febrero 2015. El día sale mucho mas feo y gris de lo que esperábamos. La parte buena es que no se esperan lluvias ni mucho frío. No queremos quedarnos en casa. Tampoco coger el coche. Así que optamos por dar una vuelta por el Garraf. 

Tras estudiar el requete-visto mapa de la Ed.Piolet, nos fijamos en dos cuevas (Cova Cassimanya y Cova de les Agulles) que el plano sitúa en la cara sur del Puig de les Agulles. Esta vertiente siempre nos llamó la atención por ser la mas abrupta y carecer de rutas de ascenso. Ahora tenemos dos motivos para visitarla…



Las preceptivas pesquisas en Internet dan algunos resultados con la Cova Cassimanya (hasta encontramos un track). No tantos con la Cova de les Agulles (poco conocida y menos visitada), pero podemos hacernos una idea de por donde debe ir su ruta de aproximación. Con estas informaciones nos vestimos de faena, cogemos la mochila, salimos de casa y empezamos a caminar (10.59 h, 365 m). 

La primera parte de la excursión consiste en llegar a la collada de la Clota, situada debajo y al N del Puig de les Agulles. Si no se parte de Begues, lo normal es dejar el coche en la pista de la Clota, antes de la primera cadena que impide el paso a los vehículos (tras unos 450 m de recorrido). Para llegar a este lugar, en la entrada del pueblo se toma a la izquierda (S) la pista que va de Begues a la Plana Novella (indicador). Tras pasar una rotonda a la que se llega enseguida, la pista de la Clota es la cuarta calle que se encuentra a la izquierda (SE), después de la que va al cementerio (indicador). 

A ritmo de paseo, y con algún breve alto para saludar a alguien, tardamos 20 minutos en llegar a la cadena (11.19 h, 379 m). Lo usual es continuar por la pista, a estas horas bastante concurrida, hasta la collada de la Clota (aprox 1.5 Km). Nosotros lo hacemos durante algo menos de 400 m. Después tomamos una ruta alternativa algo mas larga y solitaria que, por pistas y caminos del llano-valle de La Clota, conduce al mismo sítio (11.44 h, 405 m). En la collada se inicia propiamente la parte circular de la excursión…

Tomamos un camino que sale al oeste, detrás de la Cruz de la Clota (situada al inicio de la pista que baja a la Sentiu, conocida como Camí del Purgatori). Esta senda, en buena parte horizontal, evidente, marcada y bastante transitada, se dirige al SO atravesando a media altura las vertientes este y sur del Puig de les Agulles. Tras una subida en lazadas, finaliza cerca del final del cordal SO de esta montaña, en la pista que viene del Coll Sustret (que se encuentra unos metros mas abajo). 

Pasada la parte inicial, en la que la hierba alta medio tapa el sendero, el camino dobla el contrafuerte oriental de la montaña. En ese punto, unos pocos metros a la izquierda (E), hay un pequeño rellano semi-rocoso con una vieja estructura de metal (recuerda a una baranda alta) que es un buen mirador (11.53 h, 431 m). Desde el mismo se tiene una buena vista de las agujas rocosas del Puig de les Agulles. Mirando al SO, sin necesidad de usar los prismáticos, enseguida detectamos una zona oscura en la base de la Agulla Gran (empezando desde abajo, es la primera del segundo grupo de estructuras rocosas) ¡Premio! La localización de la entrada de la Cova de les Agulles ha sido mucho mas fácil de lo esperado. Ahora sólo falta que la ruta de acceso también lo sea…

Tras un breve alto seguimos adelante. El camino desciende inperceptible y, en algo menos de 200 m, cruza una canal con una pedrera (12.00 h, 419 m). Esta canal finaliza en una especie de collado situado a la izquierda (O) de la aguja que constituye la cima del Puig d’Agulles, en la que es normal ver gente. En el tercio inicial, netamente a la izquierda de la canal, se encuentra la Agulla Gran. Una traza de paso que remonta la pedrera nos indica que hemos encontrado el inicio de la ruta de acceso a la cueva. Todo va demasiado bien…

La aproximación empieza ganando altura por la pedrera, que presenta un breve sector de arbustos a mitad de la misma. No es un tramo largo, pero la inclinación y la inestabilidad del terreno (de esos que subes un paso y bajas dos) hacen que sea ingrato y físicamente duro. Respiramos aliviados cuando dejamos atrás las piedras para seguir un angosto sendero, que se abre paso por una ladera empinada cubierta de una vegetación espesa y lacerante. Este nuevo sector de la aproximación es nada cómodo (piso inestable, tramos rocosos, algun sector poco claro) pero se deja hacer...

A media subida una bifurcación tienta a ir a la izquierda. No hacerlo. Continuar recto. Mas arriba, ya cerca de la base de las rocas, encontramos un nuevo desvío. Subiendo recto, tras un breve tramo rocoso, se alcanza la base de una aguja situada a la derecha (E) de la Agulla Gran. En la misma hay un agujero (mini cueva) en el que cabe una persona (requiere realizar 2-3 m de trepada que me pareció de II grado). La buena ruta va por el ramal de la izquierda. Tras un flanqueo un tanto guarro, el sendero sube recto y se sitúa al pie y algo a la derecha de la Agulla Gran. Entonces se va a la izquierda a ras de muro. Enseguida se encuentra un escalón rocoso y vertical de algo mas de 1 metro de alto (aquí hemos de izar a Pot), que da el acceso a un rellano situado al pie de la Cova de les Agulles. Contando exploraciones y paradas, desde el camino hemos tardado 20 minutos. El GPS marca una altura de 491 m (en Internet dan 505 m).

La inclinación y el carácter algo salvaje de la subidita (esta claro que este lugar no es demasiado visitado) nos ha hecho sudar de lo lindo. Pero como que nos encantan este tipo de aventuras, sentimos que ha valido la pena. Tras un breve descanso para serenar las pulsaciones, nos disponemos a  visitar la cueva. La verdad es que es un visto y no visto...

Lo mejor el acceso, que requiere remontar una pared vertical pero con muchísimos asideros de unos 4 m de alto. El paso está bien equipado con una cadena que es mucho mas útil para bajar que subir. El interior de la cueva es muy reducido. Una cavidad mas o menos semi-esféríca de unos 3-4 m de radio, cuya base esta incómodamente inclinada hacia la pared de acceso. Encontramos una libreta de registro (en la que no firmamos, nunca lo hacemos) y una mini Moreneta de Montserrat. Nada mas… En Internet se dice que este es un punto de geocaching, pero no vemos ningún “tesoro”. Tras permanecer unos minutos en la cueva, descendemos la pared y volvemos a la base donde Pot nos espera. Hacemos un nuevo alto e iniciamos el descenso (12.46 h).

La bajada por la senda es mas rápida (que no cómoda) que la subida. Sin nada especial que contar dejamos atrás el tramo de vegetación y entramos a la pedrera. Tras bajar por la misma unos pocos metros vemos en la orilla izquierda (N) de la misma una especie de huella de paso que parece remontar la canal. La posibilidad de que sea una ruta directa de acceso a la cumbre del Puig de les Agulles es para nosotros una tentación irresistible. Así que decidimos investigar… Como acostumbra a pasar, tras un inicio prometedor, nuestra huella de paso empieza a diluirse entre las matas pinchosas, quedando reducida a una línea discontinua y de muy mal seguir, que mas arriba desaparece... Somos cabezones y seguimos subiendo forzando la marcha todo lo posible. Con un avance “jabalí” de máxima dificultad vamos ganando metros. Encarna y yo nos abrimos paso entre los arbustos pinchosos como podemos. El pobre Pot "nada" sobre los mismos… 

Ya muy arriba, con la canalita final de salida a tocar de mano, la situación se vuelve imposible. La vegetación nos rebasa en altura y es tan densa que no hay manera de poder apartarla. La cima del Puig de les Agulles se encuentra unos 20 metros mas arriba. Vemos gente en la misma que nos mira con curiosidad. A saber lo que estarán pensando... Tenemos la cara y las manos llenas de pinchos y arañazos. Sudamos copiosamente. En el cuerpo notamos un incómoda sensación de picor debida a las hojas y ramitas que se han colado entre la ropa. No tiene sentido continuar. Así que, sintiéndolo mucho, abortamos el intento de subida directa…

Las penalidades no han acabado. Ahora toca bajar… Cuando alcanzamos la pedrera nos sentimos aliviados. La aventurita exploradora ha durado 1 hora. No nos sentimos especialmente orgullosos de ella. Salvo que uno tenga costumbres masoquistas, la desaconsejamos totalmente. Continuamos bajando por la pedrera y enseguida llegamos al camino (13.45 h, 419 m). Por hoy se acabaron los problemas, pero no la excursión ni los descubrimientos. Que aún nos queda una cueva por visitar...

Continuamos por el camino que enseguida dobla otro contrafuerte de la montaña (que baja de la cresta que forman las agujas). Unos metros a la izquierda está la Barraca del Cinquentenari. Recientemente reconstruida, es muy bonita y tiene buenas vistas. Un lugar idóneo para hacer un alto y relajarnos (13.47- 430 m).

Comidos, bebidos, recompuestos y aseados (nos hemos sacado ´buena parte de la flora que llevábamos encima) proseguimos la caminata (14.04 h). Chino-chano seguimos el camino, dejando atrás las agujas del Puig de les Agulles. Tras tramo horizontal entramos en un pequeño bosque. Después viene un breve pero fuerte descenso por terreno despejado. Y volvemos a ir en horizontal, pero con tendencia a subir. A nuestra derecha (N), muy arriba, en las bandas rocosas situadas bajo el cordal SO del Puig de les Agulles, descubrimos un agujero triangular. Es la entrada de la Cova Cassimanya, nuestro próximo objetivo…

Nuestro camino nos lleva a una bifurcación. A la izquierda la senda baja fuerte a la pista de la Sentiu (que vemos mas abajo). Continuamos recto (SO ahora en suave ascenso, en busca de una ladera que vemos mas adelante en cuya parte alta hay una torre de alta tensión. El camino alcanza la base de la ladera, que remonta en amplias y cómodas lazadas. Cuando alcanza el cordal superior, unos metros a la derecha de la torre eléctrica, se convierte en una pista que, un centenar de metros mas adelante, finaliza en otra que viene del Coll Sustret (situado a unos 200 m la izquierda –SO- y algo mas abajo) por la que pasa el GR 92 (14.33 h, 493 m).

Giramos a la derecha y seguimos esta pista durante unos 70 m. Cuando se va a la izquierda para dar una amplia lazada, la atajamos por un camino que sigue el cordal por el que va el GR. Mas arriba volvemos a la pista por la que continuamos durante unos minutos hasta encontrar a la izquierda un camino por el que sigue el GR. En el otro lado de la pista, 1 o 2 metros mas adelante, un pequeño hito señala el inicio de una senda estrecha pero bien marcada, que va a la Cova Cassimanya y que hemos de seguir (14.46 h, 540 m). 

El acceso a la Cova Cassimanya no tiene nada que ver con el de la Cova de les Agulles. La segunda cueva del día es bastante visitada y el sendero, además de corto, no presenta ningún problema. Primero va en horizontal al sur, hasta un balcón rocoso que es un buen mirador. Después baja por la derecha del mismo con algún pasito rocoso y se va aun mas a la derecha, hasta el pie de una banda rocosa en la que se encuentra la entrada de la cueva. Como que la senda parece continuar hacia abajo, es fácil pasarse de largo la cueva (a nosotros nos pasó). Pero si uno está advertido no tendrá ningún problema.

Para acceder a la cueva debe salvarse un pequeño muro rocoso vertical. Se hace con una breve trepada en diagonal a la izquierda, que al poder cogernos a las raices y a las ramas no tiene problema (para los pies hay menos apoyos). El paso es demasiado difícil para Pot que, tras intentarlo dos veces, decide esperarnos tumbado al pie del mismo. En la entrada de la cueva hay un pequeño rellano rocoso en el que dejamos las mochilas (14.55 h, 527 m). Y entramos en la caverna…

Sin ser nada del otro mundo, esta cueva es mucho mas cueva que la anterior. De tamaño pequeño, pero mucho mayor (una docena de metros de recorrido) en su interior encontramos restos de formaciones kársticas que han sido víctimas de las visitas. Pasamos unos minutos agradables observando los rincones bajo la luz de la linterna y haciendo fotografías. Tras un cuarto de hora de visita (15.10 h), nos despedimos de la cueva (que seguro volveremos a visitar), nos reunimos con Pot y por el sendero por el que vinimos volvemos a la pista (15.16 h).

Continuamos por la pista, ahora en suave descenso, hasta su final en un collado situado un centenar de metros mas adelante. Ahí tomamos un camino que en pocos minutos nos conduce a la cima del Puig de les Agulles, que encontramos desierta (vértice geodésico, 15.20 h, 552 m). Desde la misma contemplamos parte del trazado de la ruta que hemos realizado, poniendo especial interés en la canal de la vertiente sur por la que intentamos la subida directa. Las vista de esta cima son amplias, pero el día gris y la visibilidad algo reducida, hacen que hoy no luzcan como se merecen. Para nosotros este pico es el mas bonito del macizo del Garraf. Hemos subido hasta aquí muchas veces (no llevamos la cuenta), y seguiremos haciéndolo…

Tras diez minutos largos de estancia abandonamos la cumbre (15.31 m). Seguimos el camino de subida unos pocos metros, hasta encontrar a la derecha un sendero estrecho que, en fuerte bajada y desafiando la vegetación, se descuelga una cincuentena de metros por la vertiente norte y nos conduce al GR 92 (15.35 h, 500 m). A partir de aquí seguimos el GR que, a veces por pista, a veces atajándola, nos conduce rápidamente y sin problemas a la collada de la Clota (15.46 h, 405 m). Continuamos improvisando la ruta por los llanos del Valle de la Clota (nunca vamos por el mismo sitio) hasta salir a la pista principal y llegar a la primera cadena de la misma (16.03 h, 379 m). Un cuarto de hora largo mas tarde, llegamos a casa (16.21 h).

Estamos satisfechos. Hemos visitado dos cuevas que no conocíamos, y nos hemos descubierto una ruta de acceso imposible que nunca volveremos a intentar. Ahora toca ducharnos, comer, sacarnos las punchas y tratarnos los arañazos, antes del preceptivo apalancamiento vespertino en el sillón con siesta incluida. Por cierto, hoy se cumplen 2 meses desde mi operación. Poco a poco vamos haciendo… 

FOTOGRAFIAS
Pulsar sobre la fotografia para abrir el álbum web de Picasa


EniEn - Febrer 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada