Rutas e historias de montaña mas o menos normales, y alguna cosa mas…

martes, 5 de mayo de 2015

ROQUES DE BENET (EL CASTELL)

RUTA CIRCULAR POR EL COLL DE BOTANA, RELLANO BAJO EL CAP DEL GOS Y  PISTA DE L’AVELLANER

Las montañas de Tarragona son una fuente inagotable de buenas excursiones. Esta vez hemos ido al sector norte del macizo de Els Ports para ascender una de sus cimas mas célebres y significativas, las Roques de Benet. El carácter extremadamente abrupto de este conjunto de enormes monolitos de roca conglomerada hace sólo exista una ruta normal. Pero a nosotros eso de ir y venir por el mismo sitio no nos va. Tras mucho buscar, encontramos en Internet la descripción somera pero suficiente de una ruta circular que decidimos intentar. Fué un acierto…

La ruta empieza y acaba en el inicio de la pista de les Roques de Benet, mas o menos en PK 4.5 de la pista asfaltada que va al Area Recreativa de La Franqueta. Durante un buen rato se va por un camino bastante claro que, tras pasar bajo la Roca del Gall, traza una gran curva por los montes situados al sur de les Roques, pasando por la Cova Benatxa (visita obligada) y los collados de Botana y de Membrana. Sigue una osada travesía por la vertiente oriental de la Moleta de Sovatge, tras la que se empalma con la vía normal que se sigue hasta El Castell, que es la cima principal de las Roques. A partir de aquí empieza el tramo aventurero de la excursión. Un tenue sendero, con algún breve pero sencillo tramo rocoso, nos conduce al precioso e impresionante rellano herboso situado bajo la aguja del Cap del Gos (esa que cuando en 1959 se escaló por primera vez,  encontraron una herradura en la cima; menudo mosqueo…). Una travesía descendente por la vertiente SE de la montaña, señalizada por hitos y trazas de senda, nos conduce por terreno empinado, a veces algo incierto, hasta una amplia canal pedregosa por la que, ya sin camino (y sin hitos) bajamos directamente. Tras un breve tramo final un tanto “jabalí” salimos a la Pista de l’Avellaner. Seguimos por esta pista que, con un recorrido variado y espectacular, da la vuelta a las Roques en sentido anti-horario pasando bajo sus enormes paredes. La excursión finaliza descendiendo por la pista de les Roques de Benet, un tramo algo aburrido pero no muy largo.

La excusión técnicamente no es difícil pero tampoco trivial. Algún tramo requiere tranquilidad y buen pie. A veces también sentido de orientación. No es una vuelta agotadora, pudiéndose realizar sin correr en una media mañana algo larga. El entorno es bonito, en ocasiones impresionante, y hay buenas vistas. Salvo en el tramo en que se va por la vía normal (bastante transitada) caminareis en soledad. Y seguramente veréis muchas cabras montesas. Un recorrido tan interesante como recomendable…




























FICHA TECNICA 

Tipo Actividad
Ascensión senderista-montañera de media montaña
Fecha
Sábado 25 de Abril 2015
Asistentes
Encarna, Enric, Pot
Zona
Macizo dels Ports (zona norte). Comarca de la Terra Alta. Tarragona
Inicio ruta
Inicio de la pista que sube a las Roques de Benet, aprox en el PK 4.5 de la pista asfaltada que lleva al área recreativa de La Franqueta. Esta pista empieza el PK 16.5 de la crta T330, 0.5 Km antes del cruce de la Farinera, donde empieza la crta T334 que en unos 2 Km pasa por Horta de Sant Joan.
Final ruta
Recorrido
Ver tabla adjunta
Cent Cims  (*)
Roques de Benet (El Castell)
Noche
No
Horario
Total
6 h 39 min
Efectivo
4 h 47 min aprox
Cota (m)
Mínima
554 (inicio/final de la ruta)
Máxima
1016 (El Castell)
Climatología
Nubes altas con ratos de sol. Temperatura agradable
Visibilidad
Buena-Regular
Nieve-hielo
No
Desnivel Acum (m)
Ascenso
755
Descenso
755
Distancia (Km)
13.4
Dificultad global
Media
Dific.Física
Media-Alta
Dific.Orientación
Media en la bajada de  El Castell hasta la pista de l’Avellaner (sendero discontinuo y no muy claro). Resto baja (camino marcado y pista)
Dific.Psicológica
Media en el flanqueo de la Moleta de Sovatge y en parte de la bajada de El Castell a la pista de l’Avellaner (senda estrecha/discontinua en laderas empinadas colgadas sobre cortados). Resto baja
Dific.Técnica
Baja-Media en la bajada de El Castell hasta el rellano bajo el Cap del Gos (tres breves tramos rocosos). Resto baja (caminar, a veces con cuidado…)
Material
Senderismo
Cartografía
“El Port. Mapa Sud”, 1:30000, Ed.Piolet, 2010
“Estels del Sud”, 1:25000, Ed.Piolet, 2014
Bibliografía
Valoración
Bonita, interesante (y en algún tramo algo aventurera) ruta circular de media montaña  que asciende una de las cumbres mas emblemáticas del macizo de Els Ports. Buenas vistas.
Comentarios
-Ruta alternativa a la vía normal de les Roquers de Benet, mas larga, aventurera y panorámica, que requiere cierta práctica en terrenos algo expuestos que, sin ser difíciles piden atención.
-Evitar en épocas calurosas
-Si se va seguro recomendamos subir a El Castell por la ruta “No recomendada” (fácil y  bonita, pero algo expuesta) y bajar por la “recomendada” en el cartel que hay cerca de la cumbre.
-El descenso desde el rellano bajo el Cap del Gos a la pista de l’Avellaner también puede hacerse pasando por la roca Foradada (opción algo mas corta y complicado referida en el blog “Todo se andará…” que citamos en la bibliografia).No lo hicimos porque lo vimos poco claro y preferimos seguir la línea de hitos que fuimos encontrando.
-En el rellano bajo el Cap del Gos el mapa indica una fuente que no encontramos. Posiblemente estaba seca.
-Con nieve o terreno mojado mucha atención en el flanqueo de la Moleta de Sovatge y en el descenso de El Castell a la pista de l’Avellaner (con zonas expuestas donde esta prohibido tropezar o resbalar). Si no se va muy seguro lo mejor es bajar por la vía normal
Con perros…
Sin problemas. Cuidar que el peludo no persiga los numerosa cabras hispánicas que normalmente veremos de cerca en las parte altas de la ruta.
Track (en formato gpx):
(*) Se indica si la ruta incluye el ascenso a algún pico del listado de Cent-Cims de la FEEC
El desnivel y,la distancia se calculan a partir del track mediante “ibp index” (http://www.ibpindex.com/index.php/es/)
La estimación de la dificultad técnica se realiza considerando la actividad como excursión/ascensión.
Si la actividad comporta escalda u otra disciplina técnica, se indica específicamente
La estimación de la dificultad de orientación se realiza en las condiciones de visibilidad encontradas al realizar la actividad

RECORRIDO   

Lugar de la ruta
Altura
(m)
Distancia
Km
t.parcial
(h:min)
t.acum 
(h:min)
Comentario
Inicio pista de Roques de Benet
554
0
 0
Km 4.5 pista de La Franqueta
Inicio camino
563
0,15
0:02
0:02

Cruce del Barranc de la Pineda
595
0,5
0:13
0:15

Collado  al S de la Penya del Gall
709
1,2
0:14
0:29

Cordal al E Punta de Cucons
905
3,3
0:44
1:13

Cova Benatxa
975
3,7
0:10
1:23

Coll de Botana (inmediaciones)
978
4,2
0:09
1:32

Coll de Membrado
913
5,2
0:18
1:50
Inicio senda flanqueo expuesto
Collado cordal N Moleta Sovatge
895
6
0:24
2:14

Encuentro camino ruta normal
864
6,1
0:06
2:20

Inicio canal
902
6,3
0:05
2:25
Fuerte subida
Rellano bajo la cima
981
6,7
0:13
2:38
A la salida de la canal
Cima Roques Benet (El Castell)
1016
7
0:07
2:35
Cent Cim.
Rellano bajo el Cap del Gos
901
7,9
0:24
2:59
Descenso senda poco clara
Canal bajada pista de l'Avellaner
812
8,9
0:33
3:32

Pista de l'Avellaner
740
9,1
0:13
3:45
Rodeo por base Roques Benet
Pista de les Roques de Benet
714
11,7
0:39
4:24

Inicio pista de Roques de Benet
554
13,4
0:23
4:47
Km 4.5 pista de La Franqueta


CARTOGRAFIA        


CRONICA

Sábado 25 de Abril 2015. Nuevo madrugón, pero menos severo que otras veces. Hoy vamos a Tarragona para hacer un recorrido circular en las Roques de Benet que hemos encontrado en Internet (ver ficha técnica, bibliografía. Considerando el carácter extremadamente abrupto de este conjunto de enormes monolitos de roca conglomeda (en las que sólo hay una ruta normal de ascenso), realizar un itinerario que no sea de ida y vuelta es un reto que nos intriga.

Tras dos horas largas de viaje por autopista y carreteras bastante aceptables, el GPS nos conduce al cruce de la Farinera. Ahí empieza la carretera T334 que, dos kilómetros mas adelante, pasa por Horta de Sant Joan. Continuamos por la T330 en dirección a Arnes. Al cabo de medio kilómetro tomamos a la izquierda una pista asfaltada que va al Area Recreativa de la Franqueta. Tras 4.5 Km encontramos, también a la izquierda, el inicio de la pista de les Roques de Benet (poste-cartel indicador). Aparcamos el coche. No hace frío y el cielo esta bastante despejado. Pero la meteo anuncia nubes sin lluvia partir de media mañana. Unos breves preparativos y empezamos a caminar (8.34 h, 554 m).

En ligero ascenso seguimos la pista de las Roques de Benet, que tenemos delante (E). ¡Menudos paredones! Tras recorrer unos 200 m tomamos un camino que sale a la derecha (8.37 h, 563 m). Iremos por este sendero durante un buen rato, alejándonos de las Roques de Benet. El camino, algo estrecho pero bien marcado, nos lleva al SE. En pocos minutos cruzamos el barranco de la Pineda (8.44 h, 595 m). Continuamos junto el barranco un breve tramo (S) y empezamos a subir en lazadas por la ladera boscosa situada bajo la pared oriental de la Penya del Gall. El ascenso, no muy fuerte pero continuado, nos conduce a un collado bajo la pared-cresta sur de la Penya del Gall (9.03 h, 709 m). 

Seguimos subiendo fuerte por un cordal (S, lazadas). El terreno, ahora mas despejado, nos permite contemplar (N) la magnífica cresta que une las puntas de les Gronsses, un recorrido que algún día tenemos que hacer. El sendero se va algo a la derecha (primero S-SO, después S), entra en el bosque y llega a un desvío (9.17 h, 782 m). El ramal de la izquierda va a buscar la pista de las Roques de Benet. Continuamos por el ramal de la derecha, mas claro y señalizado con hitos. Con poca pendiente cruzamos una ladera boscosa (O-SO) por encima de cortados que no vemos pero intuimos. Después el camino gira a la izquierda (S) y, prácticamente horizontal, recorre la orilla derecha (orográfica) del Barranco dels Cucons. No tardamos en llegar a un nuevo desvío (9.36 h, 841 m). La senda principal baja recto (S), cruza el barranco e inicia un fuerte ascenso para rodear por la derecha (N) la punta de Cucons (que tenemos delante). Siguiendo los hitos continuamos por otra senda, que no tarda en irse a la izquierda (E) siguiendo el barranco y, poco después, alcanza el fondo del mismo. 

Seguimos el lecho del barranco de Cucons durante unos 200 m. Después los hitos nos hacen abandonarlo para ir al sur, remontando un barranco secundario. No tardamos en llegar a un cordal horizontal que viene de la punta de Cucons, cuya cima se alza a unos 650 m al O-NO (9.50 h, 898 m). Tal como anunciaba la meteo el cielo se ha poblado de nubes. Aunque la visibilidad deja que desear, nos permite ver hacia el sur buena parte del macizo del Port y distinguir las antenas que coronan el Mont Caro. Nos encontramos en el punto de la excursión mas alejado de la Roques de Benet . Hasta ahora el sendero, siempre claro, bien marcado y con hitos, ha hecho que la ruta sea fácil de seguir. Aun no lo sabemos pero, mas o menos, continuará igual…

Breve alto y seguimos adelante. El camino gira a la izquierda y asciende por el cordal (primero NE, después E) que es ancho y boscoso. Tras unos 10 minutos vemos ,a unos 50 m a la izquierda, tres agujeros en una banda rocosa. Son las entradas de la Cova de Benatxa. Nos apartamos brevemente del camino para visitar la cavidad (10.03 h, 975 m). La cueva no es nada del otro mundo. La entrada inferior es la mas grande y la única accesible. Para llegar a las otras dos (mas ventanas que entradas) se ha de trepar. La cueva tiene dos sectores. Una gran bóveda de planta circular, alta y luminosa y una pequeña galería que encontramos a la derecha nada mas entrar, que finaliza pocos metros mas allá a una bóveda pequeña y oscura. Vistamos y fotografiamos las dos zonas. Después reanudamos la excursión (10.16 h).

Unos pocos metros mas de subida y alcanzamos un zona  llana y herbosa del cordal en la que la senda se desdibuja. Pero hay hitos... Al norte, la parte superior de las Roques de Benet se asoman sobre una vertiente rocosa. Una marcha ligeramente descendente (E-NE) nos conduce rápidamente a la cabecera de una amplia canal herbosa. En la otra vertiente nos observa un nutrido grupo de cabras. Pot, que va sin atar, las mira con atención, pero nada mas. Menos mal… Un breve ascenso al este nos conduce al Coll de Botana (10.26 h, 978 m). El camino, bien marcado, va al norte, rodea por la derecha una elevación y alcana un nuevo collado (10.35 h, 989). Entonces esquiva la siguiente punta del cordal (cota 1033 del mapa) bajando y flanqueando por la vertiente de la izquierda (O).  Una marcha ascendente al NE nos deja en el Coll de Membrado, por el que pasa la pista de las Roques de Benet 10.45 h, 913 m).

Nos tienta la idea de intentar ascender directamente la Moleta de Sovatge por su cordal sur (se adivina una huella de paso). Pero el temor a no encontrar un buen paso en las bandas rocosas que hay en la parte alta del mismo, nos hace ir a lo seguro y seguir por el camino que esquiva la Moleta por la derecha (E). El camino sale en flanqueo desde el mismo collado. Tras unos metros por el bosque, atraviesa un breve sector rocoso mínimamente aéreo. Hay un paso fácil que puede requerir apoyar las manos. Seguidamente doblamos un contrafuerte e iniciamos iniciar un prolongado flanqueo mas o menos horizontal por la vertiente NE de la Moleta. Con un trazado audaz, el sendero  se ramifica al cruzar una empinada ladera boscosa colgada sobre unos cortados que vemos mas o menos cercanos. Todas los ramales nos parecen aceptables, pero los de abajo son mas expuestos. Escogemos uno que van mas elevado. La travesía no es nada difícil pero pide atención. La estrechez de la senda, y la pinaza que a veces la cubre, nos hace ir con cuidado. Mal lugar para tropezar o resbalar… Nos preguntamos como será este paso con el terreno mojado o nevado. ¡Que miedo! Mejor no meterse… El flanqueo concluye en el cordal norte de la Moleta. Desde el mismo se ven bien las dos cimas principales de las Roques de Benet: el Castell (que tenemos delante, N) y el Cap del Gos (que queda mas a la derecha, NE).

Un breve pero empinado descenso por el cordal nos lleva a un collado en el que hacemos un breve alto (11.14-11.21 h, 895 m). Una huella de paso tienta a continuar por lo alto del cordal cresta que parte al norte desde el collado. Parece que se pueda conectar con la parte alta de las Roques. Pero no es así. Unas decenas de metros mas adelante el avance queda barrado por una pared alta y vertical que cae sobre un collado-brecha. La buena ruta baja desde el collado por la izquierda (O). Después flanquea y nos lleva al camino de la vía normal (11.27 h, 864 m). Nos encontramos un poco mas arriba de la Coveta de l’Avellanar (en cuyo interior hay una fuente) que nos sabe mal no visitar. Cambio de tercio…

Seguimos por el camino de la normal. Tras un tramo de subida continuada  gira a la derecha y alcanza un pequeño rellano al pie de una canal que se ha de remontar en su totalidad  (11.32 h, 902 m, ascenso pesado y algo penoso, piso pedregoso, en la parte alta la canal se estrecha y hay un sencillo paso rocoso). Pensábamos que esta subida sería mas corta y se nos atraganta un poco. Ya cerca del final un grupo numeroso que baja nos da una buena excusa para descansar. En toda la excursión no veremos a nadie mas.

La canal finaliza en un amplio rellano (11.51 h, 981 m). El camino va a la derecha (N), casi sin subir, bajo unas bandas rocosas. Enseguida llegamos a una amplia canal donde la senda se divide. Un indicador dice que giremos a la izquierda (SO) para seguir el camino que remonta la canal (SO). El otro camino, que sigue flanqueando y va en busca de una brecha en la cresta cimera, esta desaconsejado por tener un paso peligroso. La verdad es que no nos lo parece, pero hacemos caso al cartel. Tras unos minutos de ascenso algo tedioso alcanzamos la cima de El Castell, un amplio rellano rocoso y alargado, con importantes abismos  en su lado norte, que es el punto mas alto de las Roques de Benet.  (12.01 h, 1016 m).

La cumbre, que forma parte del listado ampliado de los Cent Cims, es un estupendo mirador de la comarca de la Terra Alta, del Bajo Aragón y, sobre todo, de buena parte del macizo de El Port. Hoy el día es poco claro y las vistas un tanto pobres. Con todo podemos distinguir algunos montes significativos como son el Mont Caro, la Penyagalera, los Montsagres de Horta y de Paüls, la Punta de l'Aigua, el Tossal d'Engrilló. Mas cercanos, los otros monolitos de las Roques de Benet, en los que destaca el del Cap del Gos, nos llaman poderosamente la atención. Estamos solos con los pájaros, un par de buitres que planean sobre nosotros y un grupo de cabras que merodean por el lugar y atraen la atención de Pot. Tras las fotografías de rigor, nos sentamos junto al hito (hay unos cuantos) que creemos señala el punto mas alto y nos regalamos un descanso. Comemos, bebemos, nos relajamos… Incluso echamos una cabezadita. La parada se prolonga durante 35 minutos. Recogemos los trastos  e iniciamos la parte mas aventurera de la excursión, cuya primera etapa ha de llevarnos al pie del Cap del Gos (12.37 h).

Intrigados por el “paso peligroso” que indicaba el cartelito, decidimos irlo a ver. Seguimos al norte por lo alto de la cresta cimera y nos situamos encima de la brecha a la que llega el camino que sale del cartel. La verdad es que el descenso a la misma, aunque algo aéreo, parece factible por cualquier sitio. Pero es mucho mas fácil (caminar) si primero se baja unos pocos metros en diagonal a la izquierda (N) hasta un rellano. Después se flanquea a la derecha (E). Finalmente, se alcanza la brecha por un brevísimo y muy sencillo destrepe que hacemos sin apoyar las manos. Si se está habituado y el terreno esta seco, el “paso peligroso” no sólo no lo es, sino que incluso nos parece aconsejable (mejor hacerlo a la ida), ya que permite subir y bajar a El Castell por sitios distintos. No obstante, si no se tiene práctica, se va con niños o gente impresionable, o el terreno esta resbaladizo (mojado o nevado) mejor no meterse y hacer caso del cartel.

Una vez en la brecha, compruebo que también puede subirse mas directamente al cordal-cresta cimero trepando por la roca primero a la izquierda y después a la derecha. Esta alternativa, mas corta y empinada que la otra ruta, tiene poca dificultad (I/I+), y es mas espectacular. Se aconseja hacerla de subida y solo si se tiene cierta práctica en trepar y ganas de “marcha”...

Desde la brecha vamos hasta el cartel. Seguimos el camino por el que vinimos hasta el amplio rellano donde finaliza la canal de la vía normal. Dejando a la derecha (O) la salida de la misma, nos dirigimos al sur por lo alto del rellano-cordal. Poco antes del extremo del mismo (al que vale la pena llegar pues es un gran mirador) vemos a la izquierda (NE) la salida de una canal por la que hemos de bajar. Su parte superior es rocosa y puede salvarse por distintos sitios. Lo hacemos bajando en diagonal para alcanzar un sector en que es menos estrecha y empinada. Una vez en la canal vamos encontrando hitos y restos de sendero que descienden por las pendientes de derecha. Sin mas incidencias que un breve flanqueo por una placa rocosa (que se pasa caminando) y un par de cabras que encrespan a Pot (que esta vez sale en su persecución) alcanzamos el bonito rellano-collado herboso bajo la imponente roca del Cap del Gos (13.07 h, 901 m).

Dedicamos unos minutos a visitar este lugar, que nos parece impresionante. El mapa indica la existencia de una fuente. Pero no logramos dar con ella.  Al norte una amplia canal que separa el Cap del Gos de las torres de El Castell se aboca amenazante sobre el abismo. Al NE, siguiendo la base desplomada de la aguja (un lugar que, por las cagadas que hay, debe ser refugio habitual de las cabras) llegamos al Mirador de El Farallo. Se trata de un balcón colgado sobre un gran cortado, desde el que se disfruta de una vista aérea e impresionante de las paredes de la roca de El Faralló y de la del Cap del Gos. Una pasada…

Volvemos al rellano herboso. Nos situamos en lo alto de una canal que desde el mismo baja al sur. Hacemos un breve alto para estudiar sobre el terreno y con el plano en la mano el siguiente sector de la ruta que, sin duda, es el mas “complicado” de la excursión. Se trata de descender en diagonal al SO por una amplia faja roco-pedregosa, empinada y colgada sobre cortados. La reseña del blog “Todo se andará…” (ver la apartado de bibliografía en la ficha técnica) dice que se ha de pasar por “La Foradada”, un agujero en una cresta de roca que vemos mas adelante por debajo de la faja. Pero nosotros iremos por otro sitio…

Una línea de hitos y un sendero discontinuo facilitan el descenso por la faja que, aparte de la inclinación y de la piedra suelta, no tiene ningún problema. Tras pasar bajo la pared en un tramo mas estrecho entramos en la salida de una canal que forma un embudo muy empinado. Esta canal es la que, mas abajo, limita por delante la cresta rocosa en la que se encuentra “La Foradada”. Muy tiesa y pedregosa, desde arriba parece quedar colgada y no nos gusta como ruta de bajada. Además, los hitos y el senderillo (ahora ambos poco evidentes) cruzan el embudo y, en el otro lado, remontan en diagonal hasta un contrafuerte situado sobre la cresta de “La Foradada”. Así que los seguimos.

Pasado el contrafuerte seguimos flanqueando. Enseguida nos encontramos con un nuevo embudo algo mas amplio y de aspecto mas asequible que el anterior. También tiene su canal que limita por detrás la cresta de “La Foradada”. La bajada parece mejor (diríamos que es por donde va la ruta del blog “Todo se andará..”) pero sigue dándonos mal rollo. Los hitos y el senderillo cruzan este embudo.  Conscientes de que no pasaremos por “La Foradada”, decidimos probar a seguirlos.

Tras doblar un nuevo contrafuerte entramos en la ladera de una amplia canal que baja desde el collado-brecha en que, formando una pared, finaliza el cordal N de la Moleta de Sovatge. El sendero (tenue y discontinuo) y los hitos (mas bien escasos) trazan una diagonal descendente que atraviesa la canal y nos lleva a una pedrera en su orilla derecha, donde los perdemos (13.52 h, 812 m). Toca bajar directamente por la tartera, en dirección a la pista de l’Avellaner, que vemos mas abajo. El descenso es bastante cómodo. Sólo se complica al final, donde la vegetación nos hace “disfrutar” con una veintena de metros “jabalís” antes de salir a una curva de la pista (14.05 h, 740 m). Las complicaciones han finalizado, pero aún nos queda una buena caminata…

El resto de la ruta es muy evidente. Simplemente se ha de seguir la pista de l’Avellaner que, en sentido anti-horario y durante 2.5 Km largos, da la vuelta a las Roques de Benet. La pista sube suave pero constante por la vertiente oriental de la montaña hasta rodear la roca de El Faralló y cambiar de vertiente. Entonces, primero horizontal y después de bajada, pasa bajo las paredes en un entorno tan bello como impresionante. Unos metros después de una barrera (que permanece cerrada buena parte del año) la pista de l’Avellaner finalizar en la de las Roques de Benet (14.50 h, 714 m). Solo nos queda seguir bajando por esta última para llegar, 1.7 Km y 23 minutos mas tarde, al inicio de la pista donde, hace unas horas, empezamos a caminar y dejamos el coche (15.13 h).

FOTOGRAFIAS
Pulsar sobre la fotografia para abrir el álbum web de Picasa

EniEn - Maig 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada