Rutas e historias de montaña mas o menos normales, y alguna cosa mas…

lunes, 9 de febrero de 2015

COGULLÓ DE CAL TORRE Y TURÓ DE LES TRES CREUS

UNA SENCILLA MATINAL SIN TENER QUE MADRUGAR

Una de las actividades que hemos realizado durante mi proceso de recuperación ha sido la ascensión al Cogulló de Cal Torre. Este modesto pico es el techo de la Sierra de Cal Torre y forma parte del listado ampliado de los Cent Cims. Esta situado en la zona SO de la comarca del Bages, entre Igualada y Manresa. Como curiosidad, pugna por ser el centro geográfico de Catalunya.

La ruta que realizamos es una corta y sencilla caminata circular que parte del Trencall de Can Miquelo, accesible por una breve y buena pista que sale al N de Castellfollit del Boix. Además del Cogulló, también se asciende a su vecino oriental, el Turó de les Tres Creus. El recorrido del cordal que une estas dos cimas es la parte mas divertida de la excursión. Asimismo, si la caminata se nos hace corta, desde el Cogulló puede alargarse yendo al oeste para visitar la zona de la Grevalosa y sus dos ermitas (aprox 1.5 h más).

La excursión transcurre en un entorno de una belleza discreta, marcado por las secuelas de un incendio forestal de hace tres décadas. Este mínimo inconveniente queda sobradamente compensado por las espléndidas vistas de la montaña de Montserrat, que muestra una perspectiva diferente a la acostumbrada. También se divisa el Montseny, Sant Llorenç del Munt y, si el día lo permite, parte del Pirineo Catalán (Cadí, Pedraforca, Nuria,etc).

En resumen, un itinerario breve y sin grandes pretensiones, pero  agradable, distraído y panorámico, que permite ascender un Cent Cim en una mañana sin tener que madrugar.

















FICHA TECNICA 

Tipo Actividad
Senderismo
Fecha
Sábado 24 de Enero 2015
Asistentes
Encarna, Enric, Pot
Zona
Sector SO de la comarca del Bages. Entre Igualada y Manresa
Inicio ruta
Trencall de Can Miqueló (705 m). Desde Castellfollit del Boix seguir durante aprox 1.5 Km la pista que sale al N (en buen estado, indicador El Cogulla i La Gravalosa) hasta encontrar a la izquierda un desvío a Can Miqueló (poste señalizador). A la derecha hay varios sitios para aparcar.
Final ruta
Recorrido
Ver tabla adjunta
Cent Cims  (*)
Cogulló de Cal Torre
Noche
No
Horario
Total
2 h 51 min
Efectivo
2 h 31 min aprox
Cota (m)
Mínima
626 (cruce caminos cerca  de Cal Torre)
Máxima
881 (Cogullo de Cal Torre)
Climatología
Buen tiempo. Frío y viento fuerte y racheado
Visibilidad
Buena
Nieve-hielo
No
Desnivel Acum (m)
Ascenso
420
Descenso
420
Distancia (Km)
7.6
Dificultad global
Baja
Dific.Física
Baja- Media
Dific.Orientación
Baja. La ruta transcurre por pistas o caminos y es fácil de seguir
Dific.Psicológica
Baja.
Dific.Técnica
Baja. Caminar
Material
Senderismo
Cartografía
“Mapa comarcal del Bages”, 1:50000, ICC, 2012
No conocemos cartografia montañera para la zona
Bibliografía
Valoración
Recorrido senderista corto, sencillo y agradable que enlaza dos picos (uno de ellos un Cent Cim) siguiendo el cordal que los une. Buenas vistas
Comentarios
-Ideal para una matinal sin tener que madrugar
-El camino-senda del cordal tiene tramos de surcos o roderas que en mojado son de mal hacer
-La ruta puede hacerse en los dos sentidos, pero creemos que es mejor el que describimos
-La excursión puede alargarse desde el Cogulló, yendo al oeste para visitar la zona de la Grevalosa y sus dos ermitas (aprox 1.5 h mas), ver descripción en:
-Dato curioso: el Cogullo de Cal Torre es uno de los puntos que se disputan ser el centro geográfico de Catalunya
Con perros…
-Sin problemas
Track (en formato gpx):
(*) Se indica si la ruta incluye el ascenso a algún pico del listado de Cent-Cims de la FEEC
El desnivel y,la distancia se calculan a partir del track mediante “ibp index” (http://www.ibpindex.com/index.php/es/)
La estimación de la dificultad técnica se realiza considerando la actividad como excursión/ascensión.
Si la actividad comporta escalda u otra disciplina técnica, se indica específicamente
La estimación de la dificultad de orientación se realiza en las condiciones de visibilidad encontradas al realizar la actividad


RECORRIDO 

Lugar de la ruta
Altura
 (m)
Distancia
Km
t.parcial
(min)
t.acum
 (h-min)
Comentario
Trencall de Can Miqueló
705
0
0
0

Cruce de pistas
626
1.2
0:18
0:18
Cerca de Cal Torre
Inicio camino
644
1.9
0:09
0:27
Curva a la izquierda
El Pi Melic
680
3.6
0:29
0:56
Inicio camino cordal
Turo de les Tres Creus
796
4.1
0:16
1:12
Seguir camino cordal
El Portell
698
4.9
0:18
1:30
Seguir camino cordal
Cogulló de Cal Torre
881
6.1
0:34
2:04
Cent Cim
Inicio camino descenso
879
6.2
0:02
2:06

Pista (junto cabaña)
742
7.1
0:18
2:24

Trencall de Can Miqueló
705
7.6
0:07
2:31



CARTOGRAFIA













CRONICA    

Sábado 24 de Enero 2015. Han pasado 40 días desde la operación y 9 desde que me dieron el alta condicionada a no pasarme físicamente. Durante este tiempo nuestras actividades montañeras se han limitado a paseos mas cortos que largos por el Garraf, un par de saliditas por la vertiente sur de Montserrat y una ascensión tan breve como reivindicativa al Montcau (Sant Llorenç del Munt) desde el Coll d’Estenalles. Aún no ha llegado el momento marcado por el médico para que, de forma prudente y progresiva, pueda empezar a hacer vida “normal” (lo que comporta correr, saltar, pedalear, etc). Si todo va bien eso será en Febrero… 


Con todo tengo ganas, me siento capaz y casi necesito hacer alguna cosilla con una mínima entidad que me de vidilla y queme el gusanillo… Así que le propongo a Encarna repetir una excursión que hicimos el pasado verano que me parece se ajusta a mis necesidades y posibilidades actuales. Se trata de una caminata en las inmediaciones de Castellfollit del Boix, un tranquilo pueblecito situado en el sector SO del Bages, entre Igualada y Manresa. La ruta, como no, es circular y recorre el sector oriental del Sierra de Cal Torre, ascendiendo primero el Turó de les Tres Creus (situado mas al este) y después el Cogulló de Cal Torre, techo de la sierra, vértice geodésico, Cent Cim, y aspirante a ser el centro geográfico de Catalunya. Ahí es na…


La primera premisa es no madrugar, en parte porque no nos apetece, en parte porque la meteo da frío y viento del norte. La cicatriz parece un termómetro biológico y he observado que me molesta mas cuando hace frío o hay humedad.  Tras desayunar sin prisas, partimos de Begues pasadas las 9.30 h. Hoy conduzco yo (hace pocos días que lo hago) y el viaje se me hace corto y divertido. En Vilafranca del Penedes tomamos la autovía que va de Vilanova a Manresa que hasta Igualada denominan como C15 y después C37. Poco antes del PK 75 tomamos la salida 3. Pasada una rotonda, algo mas de 4 Km de carretera estrecha y virada (BV-1081) nos llevan a Castellfollit del Boix. Cruzamos el pueblo por su calle principal. Esta finaliza en una pista en buen estado que va al N (indicador el Cogulla y la Grevalosa) subiendo suavemente. En algo menos de 1.5 Km encontramos a la izquierda un desvío (Trencall de Can Miqueló). A la derecha (E), unos metros mas adelante hay un poste indicador. Aparcamos en un pequeño margen situado justo una torre eléctrica.

El viento es mas frío e intenso de lo que esperábamos. Al salir del coche mi amiga la cicatriz protesta ostensiblemente. Rápidamente me abrigo y la puñetera parece que se conforma… La excursión es corta (calculamos unas 3 horas) y las mochilas van medio vacías, sobre todo la mía. Para compensar el poco peso cargo con la pesada réflex. Sus cerca de 2 Kg me deleitarán durante toda la marcha, golpeando de forma leve pero continua mi abultada barriguita. Tras calibrar el GPS empezamos a caminar (10.22 h, 705 m). Me siento feliz…

Desde el Trencall de Can Miqueló tomamos una pista estrecha que sale del lado opuesto (E) de la pista principal. El inicio (zona boscosa) no es muy evidente pero enseguida se hace muy clara. La pista, en bastante mal estado, desciende suavemente al NE por la falda de la vertiente oriental de la Punta de Palomes, en busca de las casas de Cal Torre. Nos rodea una vegetación de pinos y arbustos resurgida tras un voraz incendio que asoló la zona hace 30 años, cuyos restos aún se pueden ver. Este entorno se mantendrá durante la totalidad de la ruta.

Tras 18 minutos de agradable paseo descendente, amenizado por las ráfagas de viento y las vistas en contraluz de Montserrat, y ya cerca de Cal Torre, encontramos otra pista que sale a la izquierda (10.40 h, 626 m). La seguimos. Enseguida pasamos junto una charca helada. Unos minutos mas tarde dejamos a la derecha un ramal. Nuestra pista empieza a subir... Enseguida llegamos a una curva pronunciada a la izquierda (10.49 h, 644 h). Ahí tomamos un camino que sale a la derecha.

El sendero, estrecho pero marcado, alterna tramos horizontales con otros mas breves en subida. Se dirige al NE, atravesando la ladera de la vertiente E y NE del Cogulló de la Torre, cuya cima identificamos por detrás gracias a una gran Senyera que ondea con el viento. Caminamos sin prisas, con sol y a cubierto del viento. Un placer… Rápidamente nos aproximamos a la pirámide del Turó de les Tres que vemos mas adelante. Nuestro camino corre paralelo, y a veces cercano, al cordal que une el Cogulló con el Turó (que recorreremos mas tarde en sentido contrario al que llevamos ahora). No llega a alcanzarlo, aunque en las inmediaciones del collado de El Portell (punto mas bajo del cordal) pasa a muy pocos metros (11.01 h, 693 m). Mas allá de El Portell el camino va girando ligeramente a la derecha (E-NE) mientras atraviesa la ladera sur del Turó de les Tres Creus. Tras cruzar una zona de matas de retama, no sorprende al finalizar en una pista (11.16 h, 675 m).

Seguimos la pista (NE) durante algo menos de 200 m (suave ascenso) y llegamos a un rellano-collado poco marcado situado en el cordal E-SE del Turó de les Tres Creus (el Pic Melic, 11.19 h, 680 m). Ahí encontramos otra pista mas ancha que sube desde el SE y que, casi en horizontal, atraviesa horizontalmente toda la vertiente norte de la sierra de Cal Torre. Nuestra ruta gira bruscamente a la izquierda para tomar un sendero que remonta el cordal del Turó. Se acabó la caminata plácida. Empieza la subida. Reaparece el viento…

Al principio la senda es aceptable. Después empieza a ponerse tiesa y, lo que es peor, presenta grandes surcos de tierra húmeda y resbaladiza. Jugando con los bastones cargo el peso sobre los brazos para evitar que trabaje la musculatura abdominal. Pero el terreno es complicado y me doy cuenta de que no lo consigo. Con todo, no debo hacerlo tan mal, pues no noto ningún tirón o molestia. Bendita faja… Poco a poco, soplando como un poseso, voy ganando metros seguido de Encarna que, detrás mío, espera pacientemente. Ajeno a mis problemas, Pot va y viene como si nada mientras nos observa con curiosidad.

La subida no es larga (algo mas de un centenar de metros). En poco mas de un cuarto de hora alcanzamos la cima del Turó de les Tres Creus (11.36 h, 796 m). Haciendo honor a su nombre, hay tres cruces de acero inoxidable dignas del Ikea y un libro de registro. Sopla el viento y hace frío aunque, tal vez por el sol, menos de lo esperado. La vista de Montserrat es espectacular. Mas alejadas distinguimos Sant Llorenç del Munt, El Montseny, y parte del Pirineo. Un buen mirador…

Tras hacer unas cuantas fotografías abandonamos la cima (11.45 h). Iniciamos el recorrido del cordal (al SO) que ha de finalizar en la cumbre del Cogulló de Cal Torre, que vemos delante algo alejado. La primera parte me resulta algo complicada. El sendero presenta tramos parecidos a los encontramos en la subida, es decir, con fuerte pendiente, tierra húmeda y grandes surcos. Un placer para nuestras zapatillas de montaña que hoy estrenamos… De nuevo me valgo de los bastones para amortiguar la bajada y evitar que la barriga sufra movimientos bruscos. Salvo un par de momentos en los que un resbalón me hace perder el equilibrio sin llegar a caer, lo hago bastante bien. Poco a poco vamos bajando…

Sin nada especial que contar perdemos 90 m de altura y llegamos a un primer collado (Coll de les Tres Creus, 11.57 h, 705 m). A partir de este punto empiezan los sube y baja. Salvamos una punta y descendemos a El Portell (12.03 h, 12.03 h). Unos metros a la izquierda (S) vemos el camino por el que vinimos (una corta senda sube desde el mismo). A la derecha (N) otro sendero baja en busca de la pista que atraviesa la vertiente norte de la sierra. Nosotros continuamos por el camino que va por el cordal…

Nuestro senda alterna breves tramos en subida con otros horizontales. También hay alguna pequeña bajada. Con un ritmo aceptable y prácticamente sin detenernos, recorremos un sector del cordal poco inclinado. Los tramos de tierra mojada y embarrada son frecuentes, pero sólo los que presentan fuerte inclinación (que no son muchos) nos dan algún problema. Rápidamente nos aproximamos a la parte final y mas  empinada del cordal. Ahí el camino forma grandes surcos que tienen mucha pendiente. Si hay barro esa zona será jodida, y no estoy para florituras…

Los hados nos sonríen. Cuando alcanzamos el lugar en que empieza la última subida del cordal la cosa esta mucho mejor de lo esperado (12.17 h, 760 m). El camino, que ahora va un poco por la vertiente norte, esta medio helado y nos permite superar la zona del gran surco sin grandes problemas. Pero aún hay mas “regalos”… Mas arriba, encontramos un grupo de jóvenes que, con azadas y palas, preparan el camino para poderlo bajar con BTT. La subida se vuelve casi cómoda… Ya cerca de la cima, el camino flanquea horizontalmente un centenar de metros a la izquierda (S) para evitar unos escarpes. Después remonta una canal y sale a la llanura cimera (por la que pasa un pista) donde nos recibe un auténtico vendaval.

La cumbre del Cogulló de Cal Torre está a menos de 100 metros de distancia casi en horizontal. La alcanzamos enseguida (12.38 h, 881 m). Una caseta de madera, un vértice geodésico, una mesa de orientación metálica, un matástil con una gran senyera y una peana de roca de forma curiosa (recuerda a una rana)… ¡Menudo mobiliario! Las vistas son magníficas. Algo mas amplias que las del Turó de las Tres Creus… Pero no disfrutamos de las mismas. El viento fuerte y frío hacen que la estancia en la cumbre sea muy desapacible, donde permanecemos apenas 5 minutos.

Abandonamos la cima. Enseguida (unos metros después de la caseta) dejamos a la derecha un pista que va al NO y se dirige a la zona de la Grevalosa (donde hay dos ermitas). Por ahí va un interesante recorrido que permite alargar la excursión. Seguimos al SO por la otra pista, pasando junto el lugar donde sale la senda del cordal. Unos cincuenta metros mas adelante abandonamos la pista por la izquierda y nos situamos en un pequeño rellano-balcón (buenas vistas, 12.44 h, 876 m).

Del rellano parte un camino que baja en diagonal atravesando la ladera de la montaña, primero suavemente al SO, después mas fuerte al S. El descenso es bastante directo, sin lazadas. Hacia la mitad del mismo, antes de pasar bajo la Punta de Palomas, puede abandonarse el camino por la derecha para subir a esta cima (no vimos ninguna senda pero es una opción bastante clara). Una vez mas, algunos tramos de fuerte pendiente me obligan a tirar de brazos y bastones para evitar que la barriga salga mal parada. Aparte de esta circunstancia, que ya es casi habitual, nada especial que contar. Tras un cuarto de hora largo de bajada con traqueteo, el camino finaliza en una pista (la misma que dejamos mas adelante y en una curva pronunciado hace unas horas), a pocos metros de una cabaña (13.02 h, 742 m). Queda bien poco…

Bajamos suavemente a la derecha (S0) por la pista durante algo mas de un centenar de metros. Cuando encontramos a la izquierda un camino (13.05 h, 724 m)  los seguimos. En unos minutos nos conduce al Trencall de Can Miqueló, donde dejamos el coche  (13.10 h). Final…

La excursión ha sido corta y muy sencilla. No estoy demasiado cansado y la barriga no parece resentida (bendita faja). Todo un éxito… Ahora toca volver a Begues y, durante el trayecto, parar a comer en algún sitio para celebrar que, poco a poco, mi recuperación se va concretando. La moral está a tope…

FOTOGRAFIAS
Pulsar sobre la fotografia para abrir el álbum web de Picasa
EniEn - Febrer 2015 

No hay comentarios:

Publicar un comentario